Sáb. Feb 24th, 2024

¡Andrés, sin la oposición saldrás avante!

Por: Javier Lozano Gamiño

El fenómeno de coronavirus ha arrojado muchos matices que expresan en varios casos, hasta cierta indiferencia y desigualdad de algunos políticos y actores sociales que se aprovechan de la coyuntura para asediar al presidente cada ocasión y ante cualquier pretexto por el clima que actualmente vive el país. Y, inclusive, lo han realizado con un desajuste de la información, manipulación y fabricación de hechos a fin de denostar su intervención y su desempeño en la aplicación de sus políticas; ante eso, ha prevalecido una narrativa alimentada de irracionalidad, odio, menosprecio, y un lado mezquino que quizá pareciera perverso.
Habría que decir que quizá eso sea sintomático a la inocultable inoperancia de una oposición que no se ha sensibilizado ni en los momentos más duros que vive el territorio. Por otra parte, se prevé que el tono valla escalando, si consideremos que la apreciación de los especialistas del tema de salud: han hecho énfasis que entre dos semanas, entraremos a una nueva etapa donde tendremos que redoblar esfuerzos para contrarrestar el menor número de contagios del Covid-19. Si hacemos una valoración, México necesitará de una fortaleza humana, y sobre todo de la unidad que ha subrayado el mandatario.
Frente a este clima, seguramente minará una lingüística acrítica que hemos señalado de irrazonable ya que a un grupo de políticos y actores sociales, les brota en lado más insensible e inhumano para sumar voluntades. Sin embargo, esto no ha mermado el papel tenaz de Andrés Manuel; hay que reconocer que ha sostenido una y otra vez, que la prioridad son aquellos sectores vulnerables; eso se ha identificado porque su convicción por años ha demostrado que en la transformación del país, hay que apostarle al fortalecimiento de los programas.
Por ello, debemos de contribuir en todo lo que podamos abonar a que la pandemia aminore rápidamente. Aquí, se necesita de ayuda, cooperación. La gran mayoría de la oposición, no deja de sorprendernos la inconciencia y las mezquindades; hubiera sido bueno que el apoyo económico a través de las prerrogativas fuese uniforme.    Que todos por igual se solidarizaran. La generalidad de los partidos goza de un millonario esquema presupuestal para sus ejercicios; algunas de las cuales se gastan sin escatimar cifras en excentricidades y pagos por honorarios a los miembros de la estructura partidista; quedando a la vista de todos, los dispendios grotescos e innecesarios.
Morena ya dio el primera paso. Donó el 50% de su presupuesto operativo anual. ¿Y, el PRI?, ¿dónde está el PAN?, ¿y PRD? ¡De hecho siguen ausentes!
Por supuesto que el desafío recae en el gobierno Federal; pero de igual forma en los ciudadanos; asimismo en la clase política, que en medio de cualquier atmósfera, crea una lingüística de unidad y amor por México. No cabe duda que este es el mejor momento de observar a una oposición propiciando condiciones necesarias para sumar esfuerzos. Aquí, es trascendental la colaboración; es aquí donde nos hace pensar que no importa la ideología partidista; al contrario, hay que olvidarnos de la amplia brecha que separa a la militancia; hay que superar por ahora rencillas doctrinarias.
Esto debe ocurrir siempre que existan situaciones en que se pueda influir. Pero, hay otro tipo de intereses, donde no me sorprende la indiferencia y el desinterés.
A pesar de la etapa crítica que vivimos, México superará el clima, puesto que somos más lo que estamos del lado de nuestro país; somos demasiados los que rechazamos que este lapso sea utilizado a canalizar un instrumento político para conspirar en contra del presidente. En lugar de convocar a pactos de los diversos sectores sociales, hay privilegiar la unidad.       Se trata de unificar ideas, apoyos, cooperación, conciencia. Y no de volcar las energías que permitan dividir y fragmentar; por años lo han pretendido perpetrar, utilizando cualquier recurso de manipulación.
Pero si hay algo que respalda a López Obrador: es una avalancha social que ha comprobado el compromiso de no abandonar las causas justas cuando se requieren.
¡Andrés, sin la oposición saldrás avante! Lo has hecho siempre. ¡Te sostiene una columna vertebral que ha expresado su respaldo a tu gestión!
Felicito a todos aquellos actores que han contribuido con insumos, e instrumentos para fomentar el resguardo desde casa. En estos momentos hay que aportar.

Print Friendly, PDF & Email