Mar. Dic 6th, 2022

Se redobló el incesante trabajo para aminorar el Covid-19 en Apatzingán

Escribe: Javier Lozano Gamiño

Estamos quizá, en la fase donde debemos no bajar la guardia, ni mucho menos relajar el ritmo a la lucha contra el Covid-19 que, últimamente, ha asediado la forma en la cual se ha multiplicado su propagación. El coronavirus, ha demostrado su fuerza feroz ya que constituye una enfermedad altamente contagiosa; por ello, el periodo se intensificó, especialmente en las tareas de campo en el que el virus tiene una tendencia potente de transmisión— por la movilidad en las actividades esenciales. Pero, más allá de la amenaza latente, la difusión, interlocución, el apoyo, atención, y la sanitización a los espacios que han identificado las autoridades como vulnerables que encabeza José Luis Cruz Lucatero: aceleró las líneas de acción en la cooperación y colaboración de todas las dependencias.

Mientras esa labor se hace sin parar, otras instituciones realizan labores paralelas en favor de la meta que en deseamos todos: aminorar aceleradamente los efectos del coronavirus que, últimamente, han trastocado a la población del valle de Apatzingán. En estos espacios de análisis hemos señalado una y otra vez el funcionamiento atinado que ha tenido el edil José Luis Cruz Lucatero; entre sus atributos, el papel que más ponderaría evidentemente sería la forma en la que se ha planteado, y que muestran un trabajo prácticamente sin descanso. Del mismo modo, también detectamos características medulares en algunos actores que colaboran permanentemente a través de un paralelismo con la autoridad local; quienes han ejercido están acción colectiva, han manifestado su enorme compromiso con la localidad. Tal es el caso del regidor José Alejandro Contreras Murillo, Responsable de la Comisión de Salud, y que inclusive igualmente, coadyuva y brinda todos los mecanismos que estén a su alcance para salvaguardar de ser posible, todas las zonas públicas mediante la sanitización que, por cierto, sigue avanzando por completo en aquellos rincones, colonias, parques, corredores y sitios concurridos por su actividad económica. 

De ahí la importancia que ha identificado la labor que ha destacado. Sin embargo, la capacidad de Alejandro Contreras no se limitó específicamente a las tareas del sistema de salud; asimismo, coordina en conjunto con varias instituciones públicas, algunas brigadas que están proporcionando víveres para aquellos sectores que suelen resentir con fuerza los efectos del Covid-19. Esto mismo, ha ocurrido similarmente con el Décimo Quinto Cuerpo de Caballería, mejor conocido como Los Cuerudos, que puso en operación el Plan DN-III-, con la influencia del doctor Noé Jaimes Plascencia, Director General de la Séptima Jurisdicción Sanitaria quien reforzó el esquema de ayuda.

Bajo la dirección del edil municipal de Apatzingán, y el diseño de acciones que encabeza Alejandro Correa, se está ajustando un trabajo que en términos reales, no cesará, al menos, hasta que llegue el momento en que las condiciones sanitarias los permitan; ahora, se ubicó los principales ambientes donde la vulnerabilidad constituye un elemento clave. Aun y cuando las adversidades golpeen con fuerza, siempre habrá rostros que han considerado todos los mecanismos y recursos humanos a fin de contener lo que hemos llegado a reconocer como una enfermedad gravísima. Entre esas razones, recalco la capacidad de respuesta que muchos funcionarios han sabido detectar en los momentos oportunos; ahí, el sobresaliente rol que juega el presidente— ha destacado por la solidez de todas las instituciones que representan su principal columna vertebral. Y qué decir de aquellos que se mencionó, y cuya labor resaltó por la suma que han ejercido sin dar tregua al coronavirus. Aquí, se afianzó la figura de Alejandro Contreras, quien demostró que podemos lograr vencer este clima, si se trabaja incesantemente

Print Friendly, PDF & Email